jueves, 28 de julio de 2011

No se cuando volveré a publicar

Chicas, esta tarde me voy a mi pueblo con unas amigas, y no sé cuando podré volver a publicar. Antes de que acabe el mes supongo que habré publicado algo.
Lo siento mucho, no me gusta tener que estar sin publicar, pero no voy a poder.
Eso sí, aún quedan muchas cosas por pasar, así que cuando vueva a publicar tendréis sorpresitas :)
Tampoco me podré pasar por vuestros blogs, pero en cuanto vuelva me pondré al día en cuanto antes.
Muchos besos :)

martes, 26 de julio de 2011

Cap.38: Ya descansarás cuando te mueras

Pasan unas semanas, llenas de frío y lluvias. Parece que Jesus va mejorando, y aunque ya no tiene la misma confianza conmigo que como antes, con Rodri se comporta con bastante normalidad.

- Andreaaa!! - me saluda Lucy, es sábado y estoy dando una vuelta con Rodri por el barrio.
- Hey, hola - la saludo. Cruza la carretera llegando a nuestra acera y me da dos besos y otros dos a Rodri.
- ¿A dónde vais? - nos pregunta alegremente.
- A dar una vuelta - respondo.
- Sin rumbo fijo, jeje - añade Rodri.
- ¿Y tú? - le pregunto.
- Pues iba a comprar tu regalo de cumpleaños, que sólo queda una semanitaaa!! - me dice sonriendo ampliamente. - ¿Quieres algo en especial? - me pregunta.
- Pues, no, la verdad es que no sé. - la respondo.
- Así no me ayudas, eh! - me dice indignada.
- Jaja - se ríe Rodri, y las dos nos unimos a él.
- Bueno, que me voy a ver si veo algo que me guste para ti. Adiós, y que os lo paséis bien. - se despide Lucy, me das dos besos y se despide con la mano de Rodri.
- Oye princesita, es verdad, ¿qué quieres para tu cumple? Que el otro día estuve en el centro comercial, pero nada me parecía suficiente para ti. - me dice abrazándome y dándome besos en el cuello.
- Con que sigas queriéndome durante mucho tiempo, me basta. - le digo besándole en los labios.
- Te querré siempre - me dice volviéndome a besar.
- Vale, pero no hace falta que empecemos a besarnos en medio de la calle, ¿no? - le digo apartándole un poco y cojiéndole de la mano.
- Jaja, es verdad, podemos ir a un parque y sentarnos en un banco, que yo de pie me canso... - me dice sonriendo.
- Jaja, serás vago... - le digo riéndome.
- Pues anda que tú...tss...que por no levantarte del sofá te aguantas el pis...Si es que no puede ser... - me dice negando con la cabeza, me empiezo a reír como una loca y Rodri pone cara extrañada y asustada.
- Jajajajaja...Es que estabas muy gracioso haciendo eso - digo cuando consigo dejar de reír.
- Oh, si soy tan gracioso debería plantearme ir al circo - suelta como si nada, y vuelve a darme otro ataque de risa. - Hey, pero qué te pasa, que tampoco estoy diciendo cosas tan graciosas. - me dice sorprendido.
- Es que cuando me da, me río por cualquier cosa - digo sin poder parar de reír.
- Vale, pues ya me callo, anda, vámonos a algún banco, que enserio, me canso de estar de pie. - se queja. Consigo más o menos dejar de reír y nos vamos al parque más cercano, en una plaza, apenas hay gente porque aún hace bastante frío, son principios de marzo y el cielo amenaza con lluvias.
- Bueno, y dime por qué estás tan cansado hoy...normalmente eres vago, pero no tanto. - le digo acariciándole el brazo mientras nos sentamos en un banco algo húmedo.
- Pues que ayer llegué a casa a las seis de la madrugada - me dice como si nada.
- ¿Qué? ¿Y qué hacías tú a esas horas en la calle? - le pregunto sorprendida.
- Fiesta con Roberto y otros amigos. - me dice pasándome el brazo por los hombros y abrazándome.
- ¿Ligaste mucho? - digo en broma, aunque en realidad me interesa bastante su respuesta.
- Sí, una me pidió el tuenti y el móvil - me dice sin darle importancia.
- ¿Y se lo diste? - digo sin poder creerlo.
- Le dije, pregúntale a mi novia que si puedo dártelo. Y me miró sorprendida y se fue - me cuenta sonriendo.
- Oh, que mono eres...te acuerdas de mí hasta cuando estás pedo - le digo riéndome.
- Eh! Que no bebí... - me dice frunciendo el ceño.
- ¿No? Pero si todos tus amiguitos beben... - le digo mirándole a los ojos.
- Pero yo no, yo me controlo, me cuesta, hay que aguantar la tentación, de que todos beban y yo no...pero soy fuerte - dice sacando pecho y dándose un golpe con el puño.
- Bueno, así me gusta, te creeré... - le digo dándole un beso rápido en los labios.
- Pero aunque no bebiese, me agoté igualmente. - me dice pasándose el dorso de la mano por los ojos.
- Ya descansarás cuando te mueras - le digo sonriendo.
- Ok - dice simplemente, y le sonrío - Pues intentaré morirme - añade. Y cierra los ojos, echa la cabeza hacia atrás y saca la lengua por un lado haciéndose el muerto.
- Nooooooo!! - le grito. - Esas cosas no las digas ni en broma, que yo no puedo vivir en un mundo en el que tú no estés. - le digo abrazándome a él, que sigue haciéndose el muerto.
- Bueno...en ese caso me iré a dormir a casa, pero sólo porque no puedes vivir sin mí... - me dice levantándose del banco.
- ¿Te vas ya?
- Sí, a menos que quieras que me muera, para descansar... - me dice sonriendo.
- No no, prefiero que te vayas a dormir a las siete de la tarde... - le digo sin parar de sonreír. - Nos vemos mañana. Te quiero - le digo besándole.

CONTINUARÁ...

lunes, 25 de julio de 2011

IMPORTANTE, por favor votadme!! :D

Holaa, ya he publicado un capítulo, siento haber estado tanto tiempo sin pasarme por aquí, pero he estado de vacaciones. Esta noche o mañana subiré otro capítulo.
Ahora quería pediros un favorcito, si no es mucho pedir, me han nominado a el mejor blog y me gustaría que me votaseis, sólo se puede votar hasta mañana, así que hacerlo rápido, si es que creéis que mi blog se lo merece. Entrad aquí para votar, en una encuesta a la derecha: http://every-little-part-of-me.blogspot.com/2011/07/ya-puedes-votar-en-los-summer-famous.html
Muchas gracias

Cap. 37: Mentiras...

Jesus mira al suelo, incómodo, triste, preocupado, mientras Rodri le mira fijamente bastante serio y algo cabreado.
- Vengaa, dime, ¿qué te pasa conmigo? - le dice Rodri insistiendo.
- Que no me pasa nada - responde en voz baja.
- No vaya... - dice Rodri empezando a cabrearse de verdad.
- Rodri, yo sé lo que le pasa - digo interviniendo. Jesus levanta la vista rápidamente y me mira sorprendido.
- ¿El qué?
- Es que hemos discutido, se pasó un poco, bueno, nos pasamos los dos, y no quería que tú te enterases por si te enfadabas con él... - digo mintiendo, Jesus me mira, parece algo más aliviado.
- ¿Qué? ¿Sólo eso? - dice Rodri sorprendido. Mira a Jesus y este asiente. - Tío, es una estupidez, nno te pongas así conmigo cada vez que discutas con Andrea, porque sabiendo como es, vamos a estar siempre así...
- ¿Perdón? ¿Y cómo soy? - le pregunto a Rodri algo extrañada.
- Jajaja - se ríe - Tranquila mi amor, sólo me refiero a que eres algo cabezota, y si no te dan la razón te enfadas - me dice abrazándome.
- Eso no es verdad - digo quejándome.
- ¿A no? ¿Y que estás haciendo? Intentando llevar la razón... - me dice sonriendo. Me besa la mejilla y después me suelta. - Bueno, me voy que tengo que llevar a mi hermana a casa. Adiós princesa - dice dándome un beso en los labios. - Y tú, canalla, no vuelvas a ponerte así por esa tontería, eh!! - le dice a Jesus dándole una palmada en la espalda. Jesu le sonríe y asiente. Después Rodri se va.
- Te acompaño a casa - le digo a Jesus.
- Vale. ¿Por qué le has dicho eso a Rodri? - me pregunta mirando el suelo mientras vamos a su casa.
- Porque creo que necesitabas ayuda. Y no quería que se enfadase contigo. - le digo. - Pero me debes una eh!! Que es la primera vez que le miento... - le digo triste. - Y no me gusta.
- Eso está hecho, cuando necesites algo, dímelo. - me dice sonriendo. Llegamos a su casa, me da un beso en la mejilla y me voy.

Llego a casa y mi hermana está hablando con alguien por teléfono.
- ¿Que qué quieres? Eres un pesado, todo el día llamando...¿no tienes otra cosa que hacer? - dice, pero y esta niña? Con 6 años y diciendo esas cosas por teléfono. - Ah mira, acaba de llegar, te la paso, y no vuelvas a llamar a casa, la llamas al móvil, cansinooooo!! - le dice, y me da el teléfono.
- ¿Sí?
- Amor, hola, jaja - me saluda Rodri.
- Hey, ¿por qué te decía eso mi hermana? - le pregunto extrañada.
- Jajaja - empieza a reirse - Porque cuando he escuchado que respondía ella he empezado a vacilarla un poquito.
- ¿Y qué le has dicho?
- Que había ganado un concuerso para conocer a Bob Esponja...Jajajaja - dice riéndose.
- No la digas eso, que se ilusiona.
- Ya lo he comprobado...jajajajaja
- Bueno, ¿que querías? - le pregunto.
- Pues nada, simplemente saber qué tal estabas y si habías llegado a casa, has tardado un poco, ¿no? - me dice.
- Es que he acompañado a Jesus a su casa, quería disculparse conmigo por la pelea que tuvimos. - le digo intentando sonar tranquila y normal, para que no note la mentira, la verdad es que me siento faltal por tener que ocultarle cosas. La única vez que le mentí fue con lo de Jorge, y aún no éramos novios...
- Ah...¿y por qué discutistéis? - me pregunta.
- Por una tontería, ya te contaré - le digo al no saber qué decir.
- Am, vale. Bueno, hasta mañana, que tengo que estudiar - me dice. -Un beso princesita.
- Vale. Te quiero - me despido y cuelgo.

CONTINUARÁ...