martes, 31 de mayo de 2011

Cap.32: Vacaciones

Último día de clase antes de las vacaciones de Navidad. Hoy en el cole tenemos fiesta. Estamos en clase, las mesas están pegadas a las paredes y están llenas de platos con chuches, patatas y vasos de coca-cola. Suena una canción de Lady Gaga y las pijas (Ariadana, Candela,Miriam y Jessi) bailan en medio de la clase. Algunos chicos se ríen de ellas, otros las miran embobados, aunque creo que lo que miran es el escote de Candela… Lucy, Vane, Aitana y yo estamos sentadas encima de unas mesas del fondo y bromeamos y nos reimos.
-Eiss chicas, ¿qué hacéis? – nos pregunta Gorka, que se ha acercado a nosotras, detrás de él están Iker y Manu.
- Pues nada, hablar, ¿o es que no nos ves? – dice Vane.
- No, no os veo…me he quedado ciego – contesta Gorka con falsa vos triste y tapándose los ojos. Manu le pega una colleja. Gorka se destapa los ojos y mira amenazador a Iker y a Manu.
- Ha sido él – dice rápidamente Manu señalando a Iker. Gorka se lanza a la espalda de Iker y empiezan a pegarse en broma. Acaban en el suelo y Gorka agarra  Manu por el tobillo y este se cae también.
- Venga, vosotras también, al bollo!! – grita Gorka levantándose e intentando tirarnos al suelo.
- Lucy, que dice Iker que vayas al cuartito un momento – dice Manu. Lucy nos mira sorprendida y va lentamente al cuartito, una salita pequeña donde guardamos los abrigos y que lleva al baño de chicas, hay un cuarto así en cada clase.
- ¿Qué quiere? – le pregunta Aitana a Manu.
- No sé, no me lo ha querido decir, pero estaba muy serio y parecía nervioso… - nos contesta. Miramos todos en dirección al cuartito. A los pocos minutos salen los dos agarrados de la mano.
- Ligón!! – grita Gorka - ¿Estáis juntos? – les pregunta. Lucy se pone roja e Iker mira para otro lado.
- ¡¡Estáis juntos!! – grita Vane. Iker asiente levemente. Las pijas se giran y nos miran.
- Iker, ¿estás saliendo con Lucía? – le pregunta Ariadna. Iker asiente, con vergüenza. Miran a Candela, que tiene la cara descompuesta, ya que está loca por Iker. Las 4 pijillas se acercan a nosotros.
- ¿Cómo puedes salir con Lucía y no con Candela? – dice Miriam – Si Candela es mil veces más guapa.
- Pues a mí me parece que Candela no es tan guapa, y es una guarra, así que… - dice Iker pasándole el brazo por los hombros a Lucy. Candela se queda con una cara…que tiene que terminar por irse de allí. Las demás la siguen sin decir nada, no sin antes lanzarle miradas asesinas a Iker y Lucy. Estamos hasta las once en clase, comiendo patatas y escuchando música, después nos dejan salir al pasillo para que nos juntemos todas las clases o si no queremos nos quedamos en clase.
- Andrea!! – me llama Rodri desde la puerta de mi clase, se acerca a nosotros y Jesus le sigue, que coge patatas por el camino.
- En nuestra clases no había tanta comida – dice Jesus metiendo un puñado de doritos en la boca. Rodri se sienta en la mesa a mi lado y me da un suave beso al lado de la oreja.
- Te amo – me susurra al oído, le miro a los ojos y le sonrío.
- Hola!! – entra gritando Ariadna en clase, viene con el resto de su séquito y Lucas, el chico que le gusta de 6º, se cree el ombligo del mundo, vaya niña… Se acercan a nosotros, Lucas y Ariadna van de la mano.
- Eh! Niño, ¿estás saliendo con ella? – le pregunta Jesus escupiéndole algo de patatas a Ariadna a la camiseta.
- Sí – responde Lucas, intentando hacerse el chulo, pero fracasa.
- Pues vaya…si esta es una pipa, ¿no la ves? Se cree mierda y no llega ni a pedo… - dice Jesus metiéndose con ella, todos empezamos a reírnos y Ariadna le mira con odio.
- ¿Qué has dicho? – le dice tan creída como siempre.
- Lo que has oído, ¿o a caso estás sorda? – le contesta. Ariadna sube las cejas, sorprendida de que alguien le conteste así, se da la vuelta y se va.
Las 12.30, salimos de clase. He aprobado todo con notables y 2 sobresalientes!!
-¿Comemos juntos? – me pregunta Rodri.
- Hoy no puedo, otro día te llamo y quedamos, es que voy donde mi abuela a comer, y después toca poner el árbol y el belén.
- Ah, vale, pero llámame eh!! – me dice besándome.
- Claro. Adiós – le digo dándole otro veloz beso. Recojo a mi hermana que acaba de salir y nos vamos a casa de mi abuela. Comemos macarrones gratinados y después viene a buscarnos mi madre.
Llegamos a casa y está allí mi padre, ha puesto el árbol y nos está esperando para poner los adornos. Mi hermana suelta la mochila de golpe y se lanza a una caja con adornos, nos ponemos los 4 a adornar la casa y ponemos también el belén.
Y ya quedan pocos días para Navidad!!

jueves, 26 de mayo de 2011

Cap.31: Tu mirada me hace grande

- ¿Cómo? - digo perpleja, me acerco a Manu y Gorka, que se ha quedado super cortado al darse cuenta de que lo he oído todo.
- Eh...no...yo... - empieza a tartamudear Gorka nervioso.
- Das asco niño... - le digo con mala cara, mirándole con desprecio.
- Andrea... - susurra con cara de preocupación.
- ¿Qué? ¿Vas a intentar excusarte? Porque te recuerdo que lo he oído, y no sé cómo puedes hacer esto, Aitana es tu amiga, ¿cómo puedes hacerle esto? Va a pasarlo mal... - le grito, él mira nervioso en todas direcciones.
- No grites - me dice.
- ¿Por qué? ¿Tienes miedo de qué se entere Aitana? ¿O de qué la gente empiece a criticarte?
-No...es que...tienes razón, soy una mierdas... - dice, y parece arrepentido de verdad. - No quiero que Aitana se entere, porque sufrirá más...
- ¿Y qué vas a hacer?
- Pues seguiré con ella, no voy a dejarla tan pronto, pero no quiero que sepa que la utilicé...si me guardases el secreto... - me suplica con la mirada.
- Está bien, pero como te pases...te mato!! - le digo amenazándole con la mirada.
- Gracias - me dice, y me da un abrazo.
- Woooo!!! De esto se entera Rodrigo!! - grita Candela. Gorka y yo nos separamos rápidamente, sobresaltados, la miramos y nos devuelve la mirada, con malicia, y echa a correr a la clase de 3º
- Buah, esta chica es tonta... - suspiro y me siento en la mesa de Gorka. En ese momento entra el profe en clase. Me voy a mi sitio y empezamos la clase. Llaman a la puerta.
- Adelante - dice el profesor. La puerta se abre y Candela asoma la cabeza.
- ¿Dónde estabas? - le pregunta el profe muy serio.
- En el pasillo hablando - responde Candela avergonzada.
- Siéntate, a la salida te quedas un rato - Gorka se gira y nos sonreímos, se lo merece.

Se acaba la hora y salgo de clase, llevo unos cuantos libros en las manos, voy a la sala de estudio a quitarme la tarea, hasta la hora de comer. Veo en el pasillo a Gorka y a Rodri hablando, pero no me acerco y me voy a 6º, clase de estudio.
Me siento en una de las mesas de atrás, con Lucy. De repente me tapan los ojos por detrás.
- Ay - digo, quizá un poco más alto de lo que debería, el profesor que está cuidando, el de gimnasia de primaria se queja con un "Sshh!!". Toco las manos que me tapan los ojos.
- Ay, ¿quién es? - digo un poco molesta.
- ¿Cómo? ¿Qué no sabes quién soy? - me quita las manos de los ojos y me besa el cuello. Y me cruzo con su mirada, Rodri. Siempre que le miro a los ojos me quedo sin respiración, y se me sigue acelerando el corazón cuando le tengo cerca.
- ¿Qué haces aquí? - le pregunto en voz baja. Coge una silla y se sienta a mi lado. Lucy nos mira de reojo pero sigue haciendo la tarea.
- Pues nada, que he estado hablando con Candela, y he de admitir que me he puesto celoso cuando me ha contado que no paras de tontear con Gorka, pero luego he hablado con Gorka y me ha contado lo que ha pasado, de Aitana, y me he alegrado mucho al saber que solo me quieres a mí, y me ha apetecido quedarme hoy al comedor para estar contigo - me dice al oído, besándome la oreja y la mandíbula. El corazón empieza a irme rápido, no termino de acostumbrarme a estas cosas, le quiero demasiado.
- ¿Y quién ha dicho que sólo te quiera a ti? - le pregunto sonriendo.
- Oh, así que hay otro... - dice alejándose un poco de mí para mirarme a los ojos.
- Pues claro que no, tonto, sólo te quiero a ti, y eres lo más importante.
- Cállense - grita el profesor. Y vuelve a fijar la mirada en su ordenador. Rodri le saca la lengua, como un niño pequeño.
- Bueno, ¿vamos a estar aquí haciendo tarea o vamos a salir al patio? - me dice levantándose y besándome el cuello.
- Eh...paren ya!! - grita otra vez el profe. - ¿Pero se puede saber qué están haciendo? Andrea, no me esperaba esto de ti... Tendré que hablar con tus padres.
- ¿Pero es que todos estáis igual? - dice Rodri en un tono quizá demasiado alto y maleducado. - A ver, ¿qué le vas a decir a sus padres, eh? ¿Qué su novio le ha dado un beso en el cuello? Bueno...no creo que les importe mucho, además, tú no eres quien para decirnos nada, no hemos hecho nada malo. Y si te molesta, no mires y ya está, ¿vale?
- Salgan de la clase, fuera!! - nos grita.
- ¿Por qué? ¿Qué pasa, estás celoso porqué tu nunca vas a tener una novia que te quiera? Buah...qué triste... - dice Rodri, creo que se ha pasado un poco, pero el profe no dice nada, me levanto y salimos de la clase de la mano.
Ninguno comentamos nada, voy a mi clase y guardo los libros en mi mochila, después salimos al patio.
Vamos a un extremo del campo de fútbol, fuera de la línea de banda. Nos sentamos en el suelo, casi no se queda nadie al comedor, y los niños más pequeños están dentro, ya que hace mucho frío. Miramos el cielo, está prácticamente negro. Apoyo la cabeza en su hombro y él saca el móvil del bolsillo y pone música: Maldita Nerea tu mirada me hace grande. Y nos quedamos así, dándonos besos, haciéndonos caricias y escuchando música, hasta que llaman a comer.

sábado, 21 de mayo de 2011

Cap.30: Líos de parejas...

Jueves. Me despierto y apenas entra luz por la ventana, aún no ha amanecido. Me levanto de la cama y voy a la cocina, me preparo el desayuno y me visto.
Suena el timbre.
- Pero, ¿quién es a estas horas? - susurro hablando sola. Salgo al patio y el aire frío me congela las mejillas, abro la puerta y entra aún más viento.
- Hey, buenos días princesita... - susurra Jesus.
- Hola - le saludo pasando a casa rápidamente mientras él me sigue. - ¿Qué haces aquí? - le pregunto mientras cojo el abrigo e intento entrar en calor.
- Pues nada, para que vayamos juntos, que me ha dicho Rodri que hoy no va a clase por la mañana que tiene que ir al médico - me explica cogiendo unas galletas que hay en la mesa.
- ¿Al médico? ¿Le pasa algo? - le pregunto preocupada.
- Que va, que tiene que hacerse unos análisis de la alergia o no sé qué - me dice  mientras se mete más galletas en la boca.
- Ah, vale. Bueno voy a terminar de arreglarme y nos vamos.
- Vale - asiente mientras se tira al sofá.
Guardo los libros en la mochila y me maquillo un poco, me hago la raya y me echo un poco de brillo en los labios.
- Venga, vamos - le digo colocándome la mochila al hombro. Se levanta del sofá y salimos a la calle. Hace un frío de muerte. Empiezo a tiritar del frío y Jesus se acerca a mí, me pasa un brazo por los hombros y me acerca a su cuerpo. Vemos los cristales helados de los coches aparcados al lado de la acera.
- Qué frío... - susurro tiritando. Me abraza con los dos brazos y escondo la cara en su hombro. Noto que los labios se me cortan y el aire que respiro está helado. Por fin llegamos al colegio y entramos a clase los primeros.
- Hey!! Gorka, que ya me he enterado, enhorabuena chicos!! - les digo a Gorka y a Aitana cuando les veo hablando juntos en clase. Gorka sonríe y mira a todos lados para ver si alguien lo ha oído, aunque no parece querer ocultarlo, Aitana se ruboriza y se sienta en la mesa. Me voy a mi sitio y Gorka se sienta también, delante de mí.

- No me puedo creer que Gorka esté saliendo con Aitana - dice Vanessa en el recreo, estamos sentadas en las escaleras del tobogán, Lucy, Vane y yo.
- Es verdad, si el otro día me dijo a mí que estaba super colado por Candela... - nos cuenta Lucy - ¿Cómo puede ser que ahora le guste Aitana?
- Esas mismas preguntas me hice yo ayer al enterarme... - les digo. Cojo una mini oreo de la bolsa que tiene Vane en las manos. De repente oímos unos gritos que vienen del campo de fútbol, hoy no están jugando los chicos porque ninguno se ha traído balón, y están las chicas y chicos de 6º corriendo y pegando gritos por allí.
- ¿Qué pasa ahí? - pregunto.
- No sé - dice Lucy levantándose. Vane y yo la seguimos y vamos al campo.
- Hey, ¿qué pasa? - le preguntamos a Candela, que está sujetando a Lucas, un niño se 6º.
- Pues que queremos que Lucas y Ariadna salgan juntos, porque Ariadna está por él - nos explica. Entonces la agarro del brazo y hago que suelte a Lucas.
- ¿Y no os habéis preguntado si Lucas está por ella? - le digo molesta, siempre que a Ariadna le gusta un chico hacen lo mismo.
- Pero si está claro que le gusta, ¿a quién no le iba a gustar Ariadna? - dice como si fuese obvio que su jefa es la más guapa del mundo.
- Pues a muchos chicos... - dice Iker, que se acerca a nosotras. - Dejad al niño en paz.  - Candela, obediente, suelta a Lucas, está loca por Iker, al igual que Lucy y Jess, y hace todo lo que él diga. - Es normal que no le guste esa niñata pija, además es pequeño para tener novia, así que no volváis a molestarle. Venga Lucas, alejate de estas locas.
- Gracias - susurra el chico, y echa a correr. Candela se va con Ariadna, Jess y Miriam, y supongo que le está contando lo que ha dicho Iker, porque Ariadna mira en nuestra dirección con expresión de odio. No hacen caso y vuelven a acercarse a Lucas y, para nuestra sorpresa, vemos como Lucas le da un beso en la mejilla a Ariadna.
- Este chico es increíble - suspira Iker. Entramos en clase y como el profe tarda en entrar está todo el mundo gritando y empiezan a volar estuches y libros por la clase.
Me acerco a mi sitio y me siento en el pupitre, delante están Manu y Gorka hablando.
- Aún no sé por qué le pediste a Aitana salir... - dice Manu. - Si te gustaba Candela, ¿no?
- Sí, y me sigue gustando, en realidad estoy con Aitana porque, sé que Candela la odia, y a lo mejor así se pone celosa... - le explica Gorka...

CONTINUARÁ...

martes, 17 de mayo de 2011

Cap.29: Amiga feliz...

- Oh, genial... - digo irónicamente. Me siento en el sofá y mi madre comienza a dar vueltas por el salón, nerviosa, enfadada, decepcionada.
- ¿Qué es eso de que te has peleado con Jessica? - me pregunta sin parar de moverse.
- Oh, eso es fácil... - empiezo a decir. - Jessi es una celosa, antes de que empezase a salir con Rodri, yo estaba mucho con él y con Jesus... A ella, y no se por qué, Jesus no le caía bien, y me dijo que no quería que pasase tanto tiempo con él, que a ella ya no la hacía caso, empezó a insultar a Jesus, y me cabreé... - le explico. - Jesus es mi mejor amigo, y nadie se puede meter con él, así que le dije que no pensaba volver a hablarla. Ella se fue con las pijas, y no se...se transformó, empezó a ser como ellas, y hasta les contó que me gustaba Rodri...Pero, sabes qué, que creo que siempre había sido así, en el fondo ella era como las pijas...Y me alegro de haberme dado cuenta a tiempo.
- Pero...si siempre habéis sido las mejores amigas... - dice mi madre sorprendida por mis palabras.
- ¿Y? Mira, hacía tiempo que Jessi ya no era como antes, quedábamos más sin ella, no le contábamos todas las cosas... No sé por qué hacíamos eso, pero a Vane no le caía bien y además, nosotras tres somos muy parecidas y ella, no sé, es diferente, no nos gusta su personalidad...ha cambiado. Además, esto no es culpa de Rodri, como dice Marisa... - le explico.
- Bueno, está bien, si tú dices que no os gusta como es, pues nada... - dice mi madre algo confusa. - Bueno, y lo de las notas, ¿qué es eso de que has bajado? - contraataca de nuevo muy enfadada.
- Eso lo ha dicho Marisa porque en el último examen de mates he sacado un 6, y ella está acostumbrada a que saque 8 o 9. Además, ese seis no ha sido culpa mía, si no de ella, que puso un examen de dos temas y medio de un día para otro sin haber explicado la mayoría de lo que entró. De nuevo, no es culpa de Rodri - le digo echándole toda la culpa a Marisa.
- Bueno, pero quiero que subas ese 6 eh! - me dice para que la charla no haya sido en vano, asiento con la cabeza.
- Además mamá, sabes cómo es Marisa...Ya está mayorcita...la edad le afecta un poco, tanto años dando clase no es bueno... - me levanto del sofá y me voy a mi cuarto.

(8)(8) She's about to break
Break, break, break, break
And I won't let her wait
Wait, wait, wait, wait

It's gettin' kinda late
Late, late, late, late
And she just want to shake
Shake, shake, shake, shake!
(8)(8)
Empieza a sonar shake, de Jesse McCartney, cojo la mochila del cole y saco el móvil.
- ¡¡Hola!! - me grita Aitana al oído.
- Eh! Te recuerdo que tengo el móvil pegado a la oreja, te oigo perfectamente, no hace falta que grites.
- Uy, lo siento - dice más bajito, pero igual de excitada.
- Da igual...
- Tía, ¿sabes qué? - vuelve a gritarme.
- ¡¡Ay!! - le grito ahora yo.
- Perdona... - dice avergonzada.
- A ver, ¿qué?
- Gorka...¡¡me ha pedido salir!! - me vuelve a gritar entusiasmada.
- ¿En serio? - grito yo también, sorprendida.
- Sí, estábamos hablando por el tuenti, y estaba todo el rato soltándome piropos, y antes de irse me dice, "¿Quieres salir conmigo? Respóndeme mañana en clase" - me dice alegremente.
- Ay!! Cuanto me alegro - le digo, contenta de verdad.
- Bueno, te dejo, que me tengo que duchar. Adiós - se despide.
- Hasta mañana - y cuelgo.

Me tumbo en la cama y me pongo a estudiar sociales, o al menos eso intento. Pienso en Gorka, que lleva dos años loco por Candela, ¿cómo es que ahora, de repente, le pide salir a Aitana? ¿Y si es una broma? ¿O la está utilizando? Estoy tentada de coger el móvil y llamarla, contarle los miedos que tengo, las posibilidades que tiene de que sea mentira...Pero, prefiero dejarlo así, porque ¿y si es verdad? Es mejor que se de cuenta ella sola, mañana...
Me doy cuenta de que no consigo concentrarme, así que cojo el portatil. Me conecto al mesengger.

Jesus dice:
Ola!!
Andrea (LL) dice:
Ola, que tal?
Jesus dice:
Bien, que haces?
Andrea (LL) dice:
aburrirme en casa...
Jesus dice:
quedamos?
Andrea (LL) dice:
ok, voy pa' tu casa
chao

Me desconecto, ignorando al resto de gente que me había hablado, sin contestarles, sin avisarles... Me pongo unas deportivas Nike, y cojo una chaqueta. Estamos a principios de Diciembre y ya hace frío.
- Mamá, me voy a casa de Jesus, vuelvo para cenar - le digo a mi madre cogiendo las llaves de casa.
- ¿Has hecho los deberes? - me pregunta.
- Sí, acabo de terminar de estudiar.
- Vale, aquí a las ocho y media - me dice.
- Vale, adiós.
Salgo de casa, el viento frío me golpea en la cara y me revuelve el pelo, me protejo el cuerpo abrazándome con los brazos. Voy por las calles, viendo algunos adornos de Navidad que ya ha colocado la gente en sus casas. No entiendo por qué adelantan la Navidad... Hasta finales de este mes no empieza...En mi casa siempre ponemos los adornos, el árbol y el belén, el día que nos dan las vacaciones.
Llego a un edificio grande, de diez pisos, con cuatro casas por planta. Me acerco al telefonillo, le doy al botón y sin preguntar si quiera, me abren. Entro al portal, tiene una alfombra roja y unas escaleras hasta llegar a los ascensores. Entro en uno y subo al sexto piso. Llamo al timbre y Jesus me abre.
- Hola - me saluda sonriente.
- Hola - me acerco y le doy dos besos.
- Vamos a mi habitación - me dice, le sigo por el pasillo, la única vez que he venido a su casa fue para recogerle, así que ni entré. Su habitación es grande, las paredes son azules, tiene una estantería llena de trofeos.
- Cuántos premios – comento.
- Son de kárate – me dice.
- ¿Haces kárate? No tienes pinta.
- ¿Qué no? Ya verás... - me amenaza, y se lanza contra mí, dando algunas patadas y puñetazos sin llegar a darme, luego me coge y empieza a hacerme cosquillas. Y seguimos así un rato, riéndonos, Jesus y yo, los mejores amigos, pasándolo bien...
CONTINUARÁ...

sábado, 14 de mayo de 2011

Cap. 28: Maldita profesora

- Entonces, ¿te gustó? - me pregunta Rodri, estamos sentados en el muro de en frente del cole, agarrados de la mano.
- Me encantó... - le respondo, le miro a los ojos y le beso.
- Eh! Que no estáis solos... - dice Jesus poniendo cara de asco, se sienta a mi lado y me pasa el brazo por los hombros, Rodri le lanza una mirada asesina pero él la ignora.
- Será muy mono los primeros meses...después empezará a ser un pesado y te cansarás, te agobiará, es mejor que te vengas conmigo y le dejes a él - me dice en tono de broma. Le pongo mala cara y Rodri se lanza a por él, empiezan a pegarse de broma, riéndose. Entonces Rodri se levanta y me coje en brazos, como a un bebé.
- Es mía - dice Rodri besándome en el cuello. Vemos como abren la puerta y entramos a clase.

Primera hora, lengua, me aburro muchísimo y apoyo la cabeza en la mesa. Llaman a la puerta y levanto la mirada, es Marisa la profesora de matemáticas. Se acerca al profe y le dice algo que no escucho porque está toda la clase gritando.
- Andrea, ven un momento - dice mi tutor. Me levanto de la mesa sorprendida. - Marisa quiere hablar un momento contigo, cuando acabes vuelve a clase.
Salgo de clase siguiéndo a Marisa, muy extrañada, quizá quiera hablar de algún examen o algo. Entramos en una salita donde suelen hablar los profesores con los padres y me sorprende aún más ver  a Rodri allí.
- Bien chicos, quiero hablar con vosotros, Andrea siéntate - me dice Marisa señalando una silla con la mano, me siento y se sienta ella en frente de nosotros.
- ¿Qué pasa? - pregunta Rodri curioso.
- Estáis saliendo, ¿no? - nos pregunta, será cotilla la tía, osea que, ¿nos saca de clase para esto? Será cotilla...
- ¿Cómo? ¿A qué viene esto? - dice Rodri molesto.
- Mirar chicos, es que, no nos gusta esta relación, Rodri tú eres muy mayor para ella, y además, Andrea está bajando las notas, está descentrada, se junta con otra gente, se ha peleado con su mejor amiga... - dice Marisa.
- ¿Y a mí qué? - dice Rodri enfadado.
- Pues que creo que lo mejor es que cortéis.
- Pero cómo tienes tanto morro - grita Rodri - Lo primero, no tienes que meterte en nuestra vida privada, ni decirnos con quien debemos o no salir, lo segundo, Andrea sí, se va con otra gente, Jesus, María y Roberto, que no son mala gente, y no son mala influencia, en realidad, María y Roberto son de los mejores estudiantes, tercero, se ha peleado con su mejor amiga porque su amiga es una celosa...Y por último, Andrea no ha suspendido ningún examen, así que no sé porque dices que ha bajado sus notas - dice Rodri muy enfadado, yo me quedo callada todo el rato, muerta de vergüenza.
- Bueno, Rodrigo, relájate. Andrea, tendré que hablar con tu madre si tu no atiendes a razones, y le contaré todo - dice amenazándome.
- Mi madre ya sabe que estoy con Rodri - le contesto.
- Bueno, podéis volver a clase - nos dice, nos levantamos y salimos fuera, Marisa me sigue hasta clase para cerciorarse de que entro y no me quedo por los pasillos con Rodri.

- Maldita profesora cotilla - maldice Rodri gritando en el recreo. Estamos Lucy, Vane, Jesus, Rodri y yo sentados en el bordillo viendo a los que juegan al fútbol.
- No puedo creer que os dijese eso... - dice Lucy.
- Que tía más idiota, quería obligaros a romper?? - dice Vane incrédula.
- Sí, la odio - digo yo enfadada.

- Andrea, ven aquí - me dice mi madre cuando llego a casa.
- ¿Qué?
- He estado hablando con Marisa, tu profesora de matemáticas...

jueves, 5 de mayo de 2011

Cap.27:Caja sorpresa...

Pipi.
- ¿Otro mensaje? - me pregunta Lucy, estamos sentadas Lucy, Aitana y yo en un banco, en la plaza de enfrente de mi casa.
- Sí – saco el móvil del bolsillo, es de Rodri: “Siento todo lo que he dicho, tienes razón, he sido un idiota, por favor, necesito hablar contigo. Perdóname. Teq...”
- Qué pesado es este chico... - dice Aitana, la verdad es que lleva toda la tarde mandándome mensajes y llamándome...
- Por lo menos eso quiere decir que la quiere – dice Lucy.
- Pero me agobia – las digo – Necesito un poco más de libertad. ¿Por qué me llama todo el rato? Buff... - suspiro agobiada. Cojo el móvil y le mando un mensaje. Al minuto le veo salir de casa, se acerca a nosotras. Parece triste, agobiado y arrepentido.
- Hola – nos saluda con una sonrisa forzada.
- Hola – le saludo seriamente, debe ser mi cara por lo que actúa así, se espera lo peor...
- Lo siento, no debí besarte así para dejarle claro a Manu que estamos juntos...es tu amigo y sabía que le dolería, fui un estúpido... - dice atropelladamente sin dejarme hablar.
- Sí, no me gustó que hicieses eso, es mi mejor amigo, no quiero que sufra, y si algún día veo algo raro, ya lo arreglaré yo – le digo seriamente.
- Vale...Bueno, ¿podrás perdonarme? – me dice suplicándome con la mirada. Me quedo callada un largo rato, mirándole a los ojos, mirando a mis amigas, pensando...
- Pues claro – le digo sonriendo. Sonríe ampliamente aliviado. Se acerca a mí y me abraza, entierra su cara en mi pelo, le doy un leve beso en el cuello, que le hace estremecerse.
- Te quiero – me susurra al oído. Me separo de él, pero sin soltarle la cintura, que abrazo fuertemente.
- ¿Qué te pasa? – le pregunto asustada al ver que tiene los ojos llorosos.
- Nada, es que estaba muy agobiado...pensé que te perdería...Y eso no lo soportaría – me dice pasándose el dorso de la mano por los ojos. Entonces, me doy cuenta de que Lucy y Aitana se han ido al muro de enfrente, alejándose un poco, dejándonos intimidad para hablar.
- No me perderás...a no ser que hagas algo muy malo, yo siempre te querré – le digo besándole en los labios.
- Ven, tengo una cosa para ti – dice agarrándome de la mano. Me lleva corriendo a su casa. Entramos y sin saludar subimos a su habitación.
Me hace sentarme en la cama mirando a la pared. Le oigo buscar algo entre sus cosas desordenadas. Tengo la tentación de girarme y ver que hace. Pero para no estropear la sorpresa, me quedo muy quietecita, tal y como él me ha dicho.
-Ya, date la vuelta – me dice. Me levanto de la cama y me giro. Tiene una caja fina y rectangular en las manos, tendrá el tamaño de un cuaderno. Alargo una mano para cogerlo, pero lo aleja de mí colocándolo detrás de su espalda. – No puedes abrirlo ahora, lo abrirás cuando llegues a tú casa – me dice con una sonrisa traviesa.
- ¿Qué? – digo fastidiada. – Entonces, para que me dices que me diese la vuelta, si está tapado y no puedo abrirlo?
- Pues porque si no ves donde guardo los regalos... - me dice sonriendo.
- Bueno, pues entonces me voy ya, que quiero ver qué es – le digo sonriendo.
- ¿Ya?
- Sí, es culpa tuya...
- Jooo, no, venga, quédate un rato más – insiste.
- Que no, que es tarde, nos vemos mañana – le digo besándole en los labios. Suelta la caja en la cama y me abraza, me acaricia la espalda y sube hasta mi cuello. Llaman a la puerta.
- Adelante- grita Rodri separándose de mí. Entra una mujer de mediana edad, es guapa, tendrá alrededor de cuarenta años. Es rubia y de ojos marrones.
- Hola – saluda y me mira extrañada.
- Tía, esta es Andrea – dice Rodri. – Esta es mi tía, Ángela – nos presenta.
- Oh, así que ella es la famosa Andrea – dice su tía sonriendo, se acerca y me da dos besos.
- Encantada – le digo educadamente.
- Tía, Andrea ya se iba, así que hablaréis otro día – dice al ver que su tía iba a decir algo más.
- Oh, bueno, vale. Pues hasta otro día.
- Adiós – le digo mientras salgo de la habitación con el paquete en la mano. Rodri se queda en su habitación hablando con su tía.
Salgo a la plaza y Lucy y Aitana ya se han ido. Entro a casa y me voy a mi habitación. Me siento en la cama y desenvuelvo la caja. La abro. Dentro hay una nota: “Porque nunca he querido a nadie como te quiero a ti. Porque eres la mejor. Te adoro mi niñia”. Sonrío al leerla. Debajo hay una bolsita pequeña de terciopelo negro. La abro estirando de una cuerdecita. Dentro hay una pulsera preciosa de plata, tiene un pequeño colgante en el que pone: 4ever. Me la pongo alrededor de la muñeca. Pensando en él, en lo mono que es, en lo que le quiero. Y al final de la caja hay un dibujo. Pone: te amo. Y tiene una rosa y un corazón dibujados. Saco el dibujo de la caja y lo cuelgo en el corcho.
Me acerco a la mesa y cojo el móvil, le envío un mensaje: “¿Sabes qué eres el mejor? Además…dibujas genial. Te quiero. (K)”
CONTINUARÁ...

lunes, 2 de mayo de 2011

Cap. 26: Idiota...

- Pero, ¿qué te pasa? - le pregunto a Manu algo enfadada al llegar al cole por la mañana.
- Nada - me responde secamente, sin ni siquera mirarme. Le agarro del brazo y le obligo a girarse para que me mire, y lo hace con odio.
- Manu, estás enfadado conmigo, pero, ¿por qué? ¿Qué he hecho? - le pregunto angustiada.
- ¡¡Nada!! - me grita, se le empañan los ojos en lágrimas - No eres tú, es cosa mía...No te preocupes, se me pasará - me dice volviéndose a girar. Me alejo de allí sin saber qué hacer.

- Aquí viene la chica más guapa de este colegio - dice Jesus cuando me acerco a él, María, Roberto y Rodri.
- Sí, y es mía - dice Rodri amenazándole con la mirada y abrazándome.
- Eh, que yo no soy propiedad de nadie - le advierto mirándole a los ojos, después le beso en los labios - Manu no ha querido decirme qué le pasa - le cuento a Rodri preocupada.
- No pasa nada, se le pasará - intenta animarme - Es imposible estar enfadado con alguien como tú - me dice besándome el cuello.
- Eh, eh!! Esto, mejor lo hacéis a solas - dice Roberto, le miro y me doy cuenta de que está abrazado a María.
- Uy, qué cerquita que estáis... - les digo mirando a María, Roberto la suelta y se pone rojo. Jesus, Rodri y yo nos reímos a carcajadas y María y Roberto enrojecen.

Entramos en clase. A primera hora me toca lengua y nos separan en dos grupos, para que la clase sea más relajada, así que me siento al lado de Manu, en un pupitre que ha quedado libre. Al ver que me siento a su lado aleja la silla poniéndose lo más lejos posible de mí. Me molesta que haga eso. El profe nos avisa de que se tiene que ir a tercero a sustituir y que nosotros nos quedaremos con Marisa, la profe de matemáticas, la que me vio besándome con Rodri la semana pasada. Pienso en Rodri, le toca con Miguel, que no le soporta, y a mí con Marisa, que me odia... Nos manda unos ejercicios y se marcha.

- Manu, ¿entiendes el ejercicio diecinueve? - le pregunto para intentar hablar con él. Me enseña su cuaderno sin dirijirme la palabra. Me lo deja unos segundos y vuelve a apoyarlo en la mesa y se pone a escribir. Me parece que va a ser imposible hablar con él... Si quiero saber qué le pasa tendré que hablar con algún amigo suyo.

Tercera hora, al fin nos libramos de Marisa, que la hemos tenido las dos primeras horas, una tortura. Ahora toca plástica, una clase que me encanta, se me pasa rápido y es fácil.Me vuelvo a poner en mi sitio, al lado de Lucy, ya que volvemos a estar toda la clase junta.

- Oye, ¿tú sabes que le pasa a Manu conmigo? - le pregunto a Iker, que se sienta detrás de mí.
- Pues.. él no me lo ha contado, pero creo que tengo una idea bastante aproximada - me dice mientras recorta un trozo de cartulina negra.
- Y...¿qué es?
- Mira, a él le jodía muchísimo que tonteases con Jorge, Rodri y Jesus...  - empieza a contarme.
- ¿Perdón? - digo sin entender - Lo primero, yo con Jesus no tonteo y lo segundo, ¿por qué iba a molestarle?
- A lo primero...sí que tonteabas con Jesus...y a lo segundo, porque le molas - me dice seriamente.
- ¡¿Qué!?
- Sí, y que tonteases con ellos le molestaba, pero que ahora estés saliendo con Rodrigo, pues debe ser muy duro para él - me exlplica, me quedo callada, asimilando lo que me acaba de decir. A Manu, mi mejor amigo, le gusto...
- Manu, ¿te gusta Andrea? - grita Lucy, que había estado escuchando toda nuestra conversación. Le tiro el estuche a la cabeza, para que se calle, pero no consigo nada. Miro a la primera fila, donde se sieta Manu. Tiene la cara descompuesta, sorprendida, asustada, mira de reojo en todas direcciones para ver cuantos han oído la pregunta de Lucía. Después niega velozmente con la cabeza. Me giro y miro con expresión interrogativa a Iker.
- No ves lo nervioso que se ha puesto... - me dice simplemente, después, sigue con su trabajo.

En el recreo le cuento a María y a Rodri lo que le pasa a Manu, mientras Jesus y Roberto juegan al fútbol.
- ¡Lo sabía! - grita Rodri - Os llevaváis demasiado bien... Se va a cagar ese canijo - dice enfadado.
- ¿Cómo? ¿Qué has dicho? - pregunto perpleja - Mira, ni si quiera me habla, así que, tú acercate a él...y te dejo - le digo enfadada. Rodri abre los ojos muy sorprendido.
- ¿Eh? No, no, tranquila. - intenta arreglarlo. Le sonrío, satisfecha, y le abrazo.

- Hoy no te acompaño a casa, que he quedado con Rober - me dice Rodri a la salida.
- Vale, no te preocupes, me voy con Lucy. Adiós - le digo besándole suavemente. Me agarra de la cintura y me acerca a su cuerpo, me presiona fuertemente contra él mientras me acaricia el pelo, lanzó mis brazos a su cuello y le acaricio la nuca. Cuando me suelta mira a mis espaldas, me giro para ver qué es lo que le ha distraido. Y veo a Manu, que nos mira fijamente, su expresón es indescifrable. Me giro a Rodri y le pego un puñetazo en el pecho.
- Eres un idiota - le grito - Lo has hecho a posta, porque estaba mirando - le espeto.
- ¿Y? - me dice indiferente - Ese chaval se tiene que dar cuenta de que estás conmigo, que no se haga ilusiones.
- Pero si ni me habla.
- ¿Y qué? Un día podría decidir intentar conquistarte...y eso no va a pasar.
- Eres idiota - le repito. Me giro y me marcho con Lucy a casa.

CONTINUARÁ...

domingo, 1 de mayo de 2011

Cap. 25: No quiero hablar contigo

Miro la reacción de mi madre, tiene la cara hecha un cuadro, entre sorprendida y asustada.
- ¿Tú novio? - dice lentamente sentándose en una silla - ¿Desde cuando?
- Ayer - digo con un hilo de voz, aún estoy asustada, en cualquier momento podría explotar.
- Ah, bueno, al menos me lo habéis contado rápido... Pero, ¿cómo es que no conocía yo a este chico? - me pregunta mi madre.
- Pues, es que hemos empezado a hablar este año, aunque de vista nos conociamos desde que entré al cole...Es nuestro vecino, además... - le explico.
- Ah, bueno... - dice sentándose en el sofá, nosotros nos sentamos a su lado, creo que la charla aún no ha acabado - Rodrigo, ¿a qué curso vas?
- A 3º - responde él, parece bastante tranquilo y sonríe.
- Y, ¿cuántos años tienes? - le vuelve a preguntar, me parce que viene una larga entrevista...
- Catorce.
- Os lleváis dos años...Supongo que tú ya habrás tenido alguna novia, ¿no?
- Sí, hace poco corté con una chica, con la que llevaba más de un año, pero tuve que dejarla, me había enamorado de Andrea... - dice mirándome a los ojos con mucha ternura, dándole a entender a mi madre que me quiere un montón.
- Oh, vaya, así que, estás enamorado... - dice mi madre, parece asustada.
- Sí, no es que me guste, es que estoy enamorado - dice acariciándome la mano.
- Bueno, chicos, yo me alegro por vosotros...pero he de deciros que tengo un poco de miedo - dice mirándome a los ojos, apenas puede aguantar su mirada, me da vergüenza que sepa todo.
- ¿Miedo por qué? - pregunta Rodri.
- Por la edad...tú eres el primer novio de Andrea, por lo que ella vivirá sus primeras experiencias contigo, y tengo miedo de que vayáis demasiado rápido y que luego sufra... - explica muy seriamente.
- No tengo prisa...iré al ritmo que ella quiera...no la haré sufrir, o al menos eso intentaré, su hija es lo más importante en mi vida en estos momentos.
- Vaya, pareces un buen chico, pero, tendrás que pasar mi examen - dice ahora más relajada y sonriendo.
- Uff, más exámenes...bueno, si es por su aprobación, lo haré - dice Rodri sonriendo. Mi madre sonríe.
- ¿Qué tal vas en el cole? - le pregunta mi madre, creo que en realidad es lo único que le interesa.
- Bueno...la verdad es que no subo del siete, y física y química me cuesta... - le contesta, esta vez sin sonreír, examinando como se lo toma mi madre, sabe que es muy exigente...
- Bueno... - dice mi madre como aceptándolo, me mira y le suplico con la mirada que pare ya - Os dejo ya tranquilos - dice sonriéndome, se levanta del sofá y va a la cocina a hablar con mi padre.

Nos subimos a mi cuarto y nos conectamos a mi mesengger.
- ¿Sabes que eres el mejor? - le digo dándole un beso en el cuello.
- Sí, lo sé - dice riéndose.
- Creído...
Abro el msn, están conectados Iker, Lucy, Manu y más gente que ni me acuerdo quienes son.
- Hey, mira - me dice Rodri mirando la pantalla del ordenador - El subnick de Manu: "Las xicas siempre jodiendo; esta vida es una mierda, el amor es una mierda." ¿Qué le pasa?¿Le ha dejado la novia o algo?
- No tenía novia - respondo preocupada. Saludo a Manu y me responde con un borde: "No quiero hablar contigo"

CONTINUARÁ...