jueves, 5 de mayo de 2011

Cap.27:Caja sorpresa...

Pipi.
- ¿Otro mensaje? - me pregunta Lucy, estamos sentadas Lucy, Aitana y yo en un banco, en la plaza de enfrente de mi casa.
- Sí – saco el móvil del bolsillo, es de Rodri: “Siento todo lo que he dicho, tienes razón, he sido un idiota, por favor, necesito hablar contigo. Perdóname. Teq...”
- Qué pesado es este chico... - dice Aitana, la verdad es que lleva toda la tarde mandándome mensajes y llamándome...
- Por lo menos eso quiere decir que la quiere – dice Lucy.
- Pero me agobia – las digo – Necesito un poco más de libertad. ¿Por qué me llama todo el rato? Buff... - suspiro agobiada. Cojo el móvil y le mando un mensaje. Al minuto le veo salir de casa, se acerca a nosotras. Parece triste, agobiado y arrepentido.
- Hola – nos saluda con una sonrisa forzada.
- Hola – le saludo seriamente, debe ser mi cara por lo que actúa así, se espera lo peor...
- Lo siento, no debí besarte así para dejarle claro a Manu que estamos juntos...es tu amigo y sabía que le dolería, fui un estúpido... - dice atropelladamente sin dejarme hablar.
- Sí, no me gustó que hicieses eso, es mi mejor amigo, no quiero que sufra, y si algún día veo algo raro, ya lo arreglaré yo – le digo seriamente.
- Vale...Bueno, ¿podrás perdonarme? – me dice suplicándome con la mirada. Me quedo callada un largo rato, mirándole a los ojos, mirando a mis amigas, pensando...
- Pues claro – le digo sonriendo. Sonríe ampliamente aliviado. Se acerca a mí y me abraza, entierra su cara en mi pelo, le doy un leve beso en el cuello, que le hace estremecerse.
- Te quiero – me susurra al oído. Me separo de él, pero sin soltarle la cintura, que abrazo fuertemente.
- ¿Qué te pasa? – le pregunto asustada al ver que tiene los ojos llorosos.
- Nada, es que estaba muy agobiado...pensé que te perdería...Y eso no lo soportaría – me dice pasándose el dorso de la mano por los ojos. Entonces, me doy cuenta de que Lucy y Aitana se han ido al muro de enfrente, alejándose un poco, dejándonos intimidad para hablar.
- No me perderás...a no ser que hagas algo muy malo, yo siempre te querré – le digo besándole en los labios.
- Ven, tengo una cosa para ti – dice agarrándome de la mano. Me lleva corriendo a su casa. Entramos y sin saludar subimos a su habitación.
Me hace sentarme en la cama mirando a la pared. Le oigo buscar algo entre sus cosas desordenadas. Tengo la tentación de girarme y ver que hace. Pero para no estropear la sorpresa, me quedo muy quietecita, tal y como él me ha dicho.
-Ya, date la vuelta – me dice. Me levanto de la cama y me giro. Tiene una caja fina y rectangular en las manos, tendrá el tamaño de un cuaderno. Alargo una mano para cogerlo, pero lo aleja de mí colocándolo detrás de su espalda. – No puedes abrirlo ahora, lo abrirás cuando llegues a tú casa – me dice con una sonrisa traviesa.
- ¿Qué? – digo fastidiada. – Entonces, para que me dices que me diese la vuelta, si está tapado y no puedo abrirlo?
- Pues porque si no ves donde guardo los regalos... - me dice sonriendo.
- Bueno, pues entonces me voy ya, que quiero ver qué es – le digo sonriendo.
- ¿Ya?
- Sí, es culpa tuya...
- Jooo, no, venga, quédate un rato más – insiste.
- Que no, que es tarde, nos vemos mañana – le digo besándole en los labios. Suelta la caja en la cama y me abraza, me acaricia la espalda y sube hasta mi cuello. Llaman a la puerta.
- Adelante- grita Rodri separándose de mí. Entra una mujer de mediana edad, es guapa, tendrá alrededor de cuarenta años. Es rubia y de ojos marrones.
- Hola – saluda y me mira extrañada.
- Tía, esta es Andrea – dice Rodri. – Esta es mi tía, Ángela – nos presenta.
- Oh, así que ella es la famosa Andrea – dice su tía sonriendo, se acerca y me da dos besos.
- Encantada – le digo educadamente.
- Tía, Andrea ya se iba, así que hablaréis otro día – dice al ver que su tía iba a decir algo más.
- Oh, bueno, vale. Pues hasta otro día.
- Adiós – le digo mientras salgo de la habitación con el paquete en la mano. Rodri se queda en su habitación hablando con su tía.
Salgo a la plaza y Lucy y Aitana ya se han ido. Entro a casa y me voy a mi habitación. Me siento en la cama y desenvuelvo la caja. La abro. Dentro hay una nota: “Porque nunca he querido a nadie como te quiero a ti. Porque eres la mejor. Te adoro mi niñia”. Sonrío al leerla. Debajo hay una bolsita pequeña de terciopelo negro. La abro estirando de una cuerdecita. Dentro hay una pulsera preciosa de plata, tiene un pequeño colgante en el que pone: 4ever. Me la pongo alrededor de la muñeca. Pensando en él, en lo mono que es, en lo que le quiero. Y al final de la caja hay un dibujo. Pone: te amo. Y tiene una rosa y un corazón dibujados. Saco el dibujo de la caja y lo cuelgo en el corcho.
Me acerco a la mesa y cojo el móvil, le envío un mensaje: “¿Sabes qué eres el mejor? Además…dibujas genial. Te quiero. (K)”
CONTINUARÁ...

6 comentarios:

  1. ohh q capitulo mas bonito me encanta :)
    rodri es tan bueno yo kiero uno xD
    bueno sigue escribiendo q me dejas cn la intriga!!
    1beso guapa

    ResponderEliminar
  2. ooo que rico es Rodri cuando quiere (L)
    quiero leer maaaaaas :)
    Bsoos

    ResponderEliminar
  3. AWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWW♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥! Qué tiernoooooooooooooooooooo!!
    Ansío leer otro!!
    Girl

    ResponderEliminar
  4. joooooooooooooooooo que lindo por favor, ojalá todos los chicos fueran así :( ajaja.
    un besitoooooooooooooo

    ResponderEliminar
  5. OHHH *_* q bonitoooooo, el regalo ha sido precioco, la verdad es que se nota que Rodri la quiere mucho =) Bueno Guapa un Beso Cuidateee(K)

    ResponderEliminar
  6. oooooh que cuqui me encantas afiliame yo ya lo he echo aqui esta mi blog para tod@s un beso
    HTTP://secretosbajolacama.blogspot.com
    CORREO: alfondodemicorazon@hotmail.com
    Y que sepas que me encanta como escribes y me traes loca con este rodri... si es que me lo comería.. jaja XD no penseis mal un besote!!

    ResponderEliminar

Comenta si te ha gustado. Si vas a decir algo ofensivo, mejor no digas nada. Gracias por usar unos minutos de tu valioso tiempo en dejarme un comentario. Besos