lunes, 2 de mayo de 2011

Cap. 26: Idiota...

- Pero, ¿qué te pasa? - le pregunto a Manu algo enfadada al llegar al cole por la mañana.
- Nada - me responde secamente, sin ni siquera mirarme. Le agarro del brazo y le obligo a girarse para que me mire, y lo hace con odio.
- Manu, estás enfadado conmigo, pero, ¿por qué? ¿Qué he hecho? - le pregunto angustiada.
- ¡¡Nada!! - me grita, se le empañan los ojos en lágrimas - No eres tú, es cosa mía...No te preocupes, se me pasará - me dice volviéndose a girar. Me alejo de allí sin saber qué hacer.

- Aquí viene la chica más guapa de este colegio - dice Jesus cuando me acerco a él, María, Roberto y Rodri.
- Sí, y es mía - dice Rodri amenazándole con la mirada y abrazándome.
- Eh, que yo no soy propiedad de nadie - le advierto mirándole a los ojos, después le beso en los labios - Manu no ha querido decirme qué le pasa - le cuento a Rodri preocupada.
- No pasa nada, se le pasará - intenta animarme - Es imposible estar enfadado con alguien como tú - me dice besándome el cuello.
- Eh, eh!! Esto, mejor lo hacéis a solas - dice Roberto, le miro y me doy cuenta de que está abrazado a María.
- Uy, qué cerquita que estáis... - les digo mirando a María, Roberto la suelta y se pone rojo. Jesus, Rodri y yo nos reímos a carcajadas y María y Roberto enrojecen.

Entramos en clase. A primera hora me toca lengua y nos separan en dos grupos, para que la clase sea más relajada, así que me siento al lado de Manu, en un pupitre que ha quedado libre. Al ver que me siento a su lado aleja la silla poniéndose lo más lejos posible de mí. Me molesta que haga eso. El profe nos avisa de que se tiene que ir a tercero a sustituir y que nosotros nos quedaremos con Marisa, la profe de matemáticas, la que me vio besándome con Rodri la semana pasada. Pienso en Rodri, le toca con Miguel, que no le soporta, y a mí con Marisa, que me odia... Nos manda unos ejercicios y se marcha.

- Manu, ¿entiendes el ejercicio diecinueve? - le pregunto para intentar hablar con él. Me enseña su cuaderno sin dirijirme la palabra. Me lo deja unos segundos y vuelve a apoyarlo en la mesa y se pone a escribir. Me parece que va a ser imposible hablar con él... Si quiero saber qué le pasa tendré que hablar con algún amigo suyo.

Tercera hora, al fin nos libramos de Marisa, que la hemos tenido las dos primeras horas, una tortura. Ahora toca plástica, una clase que me encanta, se me pasa rápido y es fácil.Me vuelvo a poner en mi sitio, al lado de Lucy, ya que volvemos a estar toda la clase junta.

- Oye, ¿tú sabes que le pasa a Manu conmigo? - le pregunto a Iker, que se sienta detrás de mí.
- Pues.. él no me lo ha contado, pero creo que tengo una idea bastante aproximada - me dice mientras recorta un trozo de cartulina negra.
- Y...¿qué es?
- Mira, a él le jodía muchísimo que tonteases con Jorge, Rodri y Jesus...  - empieza a contarme.
- ¿Perdón? - digo sin entender - Lo primero, yo con Jesus no tonteo y lo segundo, ¿por qué iba a molestarle?
- A lo primero...sí que tonteabas con Jesus...y a lo segundo, porque le molas - me dice seriamente.
- ¡¿Qué!?
- Sí, y que tonteases con ellos le molestaba, pero que ahora estés saliendo con Rodrigo, pues debe ser muy duro para él - me exlplica, me quedo callada, asimilando lo que me acaba de decir. A Manu, mi mejor amigo, le gusto...
- Manu, ¿te gusta Andrea? - grita Lucy, que había estado escuchando toda nuestra conversación. Le tiro el estuche a la cabeza, para que se calle, pero no consigo nada. Miro a la primera fila, donde se sieta Manu. Tiene la cara descompuesta, sorprendida, asustada, mira de reojo en todas direcciones para ver cuantos han oído la pregunta de Lucía. Después niega velozmente con la cabeza. Me giro y miro con expresión interrogativa a Iker.
- No ves lo nervioso que se ha puesto... - me dice simplemente, después, sigue con su trabajo.

En el recreo le cuento a María y a Rodri lo que le pasa a Manu, mientras Jesus y Roberto juegan al fútbol.
- ¡Lo sabía! - grita Rodri - Os llevaváis demasiado bien... Se va a cagar ese canijo - dice enfadado.
- ¿Cómo? ¿Qué has dicho? - pregunto perpleja - Mira, ni si quiera me habla, así que, tú acercate a él...y te dejo - le digo enfadada. Rodri abre los ojos muy sorprendido.
- ¿Eh? No, no, tranquila. - intenta arreglarlo. Le sonrío, satisfecha, y le abrazo.

- Hoy no te acompaño a casa, que he quedado con Rober - me dice Rodri a la salida.
- Vale, no te preocupes, me voy con Lucy. Adiós - le digo besándole suavemente. Me agarra de la cintura y me acerca a su cuerpo, me presiona fuertemente contra él mientras me acaricia el pelo, lanzó mis brazos a su cuello y le acaricio la nuca. Cuando me suelta mira a mis espaldas, me giro para ver qué es lo que le ha distraido. Y veo a Manu, que nos mira fijamente, su expresón es indescifrable. Me giro a Rodri y le pego un puñetazo en el pecho.
- Eres un idiota - le grito - Lo has hecho a posta, porque estaba mirando - le espeto.
- ¿Y? - me dice indiferente - Ese chaval se tiene que dar cuenta de que estás conmigo, que no se haga ilusiones.
- Pero si ni me habla.
- ¿Y qué? Un día podría decidir intentar conquistarte...y eso no va a pasar.
- Eres idiota - le repito. Me giro y me marcho con Lucy a casa.

CONTINUARÁ...

5 comentarios:

  1. que cabron el rodri... pero aun asi estoy enamorada de él xd

    Bss, escribe pronto y pasate pliss :)

    ResponderEliminar
  2. Ouuu pobre Manu D: Pero bueno, mejor que dejen las cosas bien en claras, para que no sufra más :/
    Girl

    ResponderEliminar
  3. ¿Lloro? ¡¿quieres eso?!Pobre manu!!1 buscale una novia que le quiera :(
    Encima le pusiste la cara de seth y lloro más xD
    Me encantó ;)

    ResponderEliminar
  4. oh pobre manu xd a ver si ya se aclara todo esto :P
    entra en http://every-little-part-of-me.blogspot.com me encanta tu nove, te pasas :)

    ResponderEliminar
  5. OHHH pobre manu =( me da pena Roddri se ha pasado en eso con lo que duele ver a la persona que quieres con otro... puff se pasa mu mal bueno siento no haberme pasado antes he tenido algunos problemas personales :S un besazooo y cuidate Guapa!

    ResponderEliminar

Comenta si te ha gustado. Si vas a decir algo ofensivo, mejor no digas nada. Gracias por usar unos minutos de tu valioso tiempo en dejarme un comentario. Besos