domingo, 27 de febrero de 2011

Cap. 3 Love the way you lie

Acaban las clases del primer día, son las 12.35 del medio día, en el mes de septiembre sólo tenemos hasta las 12.30 clases. Vamos juntos Manuel, Lucía y yo, que vivimos bastante cerca.
-No nos podía haber tocado otro tutor? Este es más pesao…un poco más de clase y me quedo frito, dios!! Que aburrimiento – dice Manuel desquiciado. Sonrío y entro en la tienda de chuches de al lado del cole. Me compro 10 chicles, que me tienen que durar tres días, uff que difícil!! Con lo que me gusta a mí comer chicles, jeje.
- Dame uno – me pide Lucía, genial, ahora me durarán menos. Saco dos de la bolsa uno para ella y otro para mí. Manu extiende la mano para que le dé uno, se lo doy y vuelvo a entrar en la tienda a comprarme otros tres chicles.
- A dónde vas? – me dice Manu.
- Pues a comprar más chicles, que con siete sólo tengo para dos días – le digo, como si tuviese que saberlo por obligación. “Dios que chica” me parece oír decir a Lucía desde fuera de la tienda. Por fin termino mis compras de chicles y nos vamos a casa. Por el camino van hablando de que Lucía es la que más posibilidades tiene de salir con Iker de las que están por él: ella, Jessi , Aitana y Candela. Candela es la mejor amiga de la líder de las pijas de clase, es una chica lanzada, presumida y extrovertida, es bastante maja, pero, cuando se junta con Ariadna y Miriam es insoportable, como ellas.

Llegamos a mi calle y le veo, Rodri está paseando a su perro con su hermana agarrada de su mano. No puedo parar de mirarle. Miro sus ojos, marrones oscuros, misteriosos. Miro su sonrisa, es tan bonita… Lleva el pelo de punta con gomina.
-Bueno, yo me voy ya – dice Manu sacándome de mis pensamientos.
- Vale – me acerco a la puerta de mi casa. Vivo en una casa baja, con un pequeño patio y dos pisos, arriba hay 3 habitaciones y un baño. Lucy se acerca a mí y me da dos besos mientras Manuel le mete prisa.
- Adiós – se despide Lucia.
- Adiós – les digo moviendo la mano. Llamo al timbre, podría haber venido con mi hermana y mi abuelo en coche para tardar menos, pero me gusta venir con mis amigos. Mi hermana sale a abrirme la puerta y, antes de pasar, miro por última vez a Rodri, que juega a carreras para entretener a su hermana.
Paso al salón, tiro la mochila al sofá y me siento a comer sin ni siquiera saludar. Me como los macarrones en diez minutos y me subo a mi cuarto.
Entro en la primera habitación del pasillo a la derecha, no es muy grande, pero como tengo pocas cosas hay más espacio libre. Las paredes son azul claro, a la derecha hay una cama cubierta por una manta de Justin Bieber, a continuación, a la izquierda hay una ventana y al lado un armario.
Me tiro a la cama y cojo el mando de la cadena de música, pongo la radio y me pongo a escuchar música. De repente suena mi móvil, bajo el volumen y lo cojo.
-¿Sí? – respondo.
- Holaaa – dice una voz chillona – Soy Aitana. – Aitana? ¿Por qué me llama a mí Aitana?
- Hola…-digo algo cortada, nunca hemos sido amigas.
- ¿Qué tal? – pregunta animadamente.
- Bien… - creo que espera a que le pregunte que ella que tal, pero no lo voy a hacer - ¿Qué quieres? – pregunto para que vaya al grano.
- Nada - ¿cómo que nada? Esta chica me saca de quicio – Es que me aburría y he dicho, voy a llamar a Andrea!
- Aaahh – digo por toda respuesta.
- ¿Qué te cuentas? – me dice alegremente.
- Nada.
- Pues vaya… - oigo unas voces que gritan por el otro lado del teléfono.
- Vaaaaleeee- grita Aitana, jooo, casi me deja sorda – Mi padre quiere el teléfono ya te llamo luego.
- No te preocupes…- digo para ver si luego no me llama.
- Adiós. Te quieroooooo – me dice la loca esta.
- Adiós.
Cuelgo y vuelvo a subir el volumen de la música, está sonando Alejandro de Lady Gaga, me pongo de pie en la cama y me pongo a saltar y a bailar como una loca, acaba la canción y me dejo caer sobre la cama, agotada. Me acercó a la mesa de estudio y cojo mi móvil, busco en la agenda en número de Lucy y la llamo.
-¿Quién es? – responde ella.
- Hola, soy Andrea.
- Hola mi amor- me dice exagerando mucho la “O”, me río - ¿Qué tal?
- Muy bien, a qué no sabes quien acaba de llamarme?
- ¿Quién? Eeehhh? – me dice con voz de idiota.
- Jaja, no pienses mal, tonta, no ha sido ningún chico – digo riéndome.
- Jooo, pues vaya… - dice con voz de tristeza fingida.
-Me ha llamado Aitana, me ha dicho que es que como se aburría pues me ha llamado.
- Aitana? – dice con voz incrédula – Pero si siempre te ha odiado.
- Ya, no sé qué le pasa.
- Bueno, mi madre me llama, me voy a casa de mis tíos, adiós – se despide.
-Adiós – cuelgo y dejo el móvil en la mesa de estudio, subo el volumen de la música.
Está sonando Love the way you lie, de Rihanna y Eminem, habla sobre el maltrato del hombre a la mujer, y sin querer, le recuerdo de nuevo, Rodrigo, pienso en él, en lo que debió pasar al perder a su madre, en lo que debió sufrir. Y algunas lágrimas se derraman por mis ojos.


6 comentarios:

  1. muy interesante veo esto!!
    para que habra llamado aitana? seguro que para nada bueno...
    ¡sigue publicando!! un beso!

    ResponderEliminar
  2. Ostia! 3 capitulos y ya me cae mal Aitana! xD esto no es habitual en mi u.u Dios!! cada vez que se habla de la historia de rodrigo mas duro pienso que tiene k ser. Ademas por la descripción parece-desde mi punto de vista- que lo intenta superar, pero si contamos que tiene una hermana que presenció todo... es mas complicado.
    bueno, espero k publikes pronto
    bss

    ResponderEliminar
  3. a ver aver que tal con rodriguín xD espero el siguiente cap. que queria la tonta esa?

    ResponderEliminar
  4. uy Aitana q querra¿? no me fio nada de la tia esa =S
    1Bso enoooorme

    ResponderEliminar
  5. Y que habrá querido Aitana? ummm
    Me da pena Rodrigo, pero más pena me da su hermanita, aer que pasa con ellos dos asjajasjas
    Girl

    ResponderEliminar
  6. Jajaj al final van a acabar juntos!!
    Te sigo
    BSS

    ResponderEliminar

Comenta si te ha gustado. Si vas a decir algo ofensivo, mejor no digas nada. Gracias por usar unos minutos de tu valioso tiempo en dejarme un comentario. Besos