viernes, 18 de marzo de 2011

Cap. 11: Besitos

Martes. Me parece que el mejor de momento de este curso. Hoy tengo una razón para levantarme, porque ayer hablé con él, ayer estuvo en mi casa, ayer descubrí que es mi vecino, ayer me reí con él, ayer me lo pasé genial con él. Y por eso, merece la pena levantarse hoy.
Voy animada por el camino, no tengo tanto sueño y voy feliz. Llego a la puerta, aún es temprano, voy hacia Lucy que está con Iker.
-Uyy, chicos... que pegaditos estáis... como ligas, eh Iker!! – Lucy me lanza una mirada asesina, le da mucho corte que diga esas cosas delante de Iker. Me río y me siento a su lado.
- Hola... - nos saluda Jesus, un chico de 3º, con voz ligona.
- Hola... – le saludamos yo y Lucy, después nos miramos extrañadas, sin entender por qué nos ha saludado. Va llegando la gente y con todos los de mi clase y algunos mayores le veo llegar. Va con unos vaqueros y una chaqueta negra y le veo que se acerca a donde estamos nosotras, me pongo de los nervios.
- Hola – me saluda, no me lo puedo creer, me está hablando, aquí en el cole, ¡qué mono! Se acerca a mí y me besa la mejilla y si ahora estuviésemos en silencio oiría mi corazón latir a toda velocidad.
- Hola – susurro nerviosa, oigo como mis amigas empiezan a soltar risitas tontas y como sus amigos se acercan a nosotros.
- Qué Rodri, ¿ya estamos ligando? – le vacila Jesus, supongo que Rodri le contaría ayer que vino a mi casa, por eso me saludó antes de esa manera tan rara...
- Vete a la mierda, Jesus – le grita Rodri – No le hagas caso, que lleva un pavo encima... - sonrío nerviosa...una cosa es hablar con él a solas, pero delante de sus amigos me da más corte... Abren la puerta y entramos a clase, Rodri se despide de mí con otro beso y me pongo roja… Creo que lo nota y me sonríe, y eso hace que me ponga más colorada aún.
- ¡¡Andrea!! –se me echan encima mis amigas en cuanto Rodrigo se aleja. - ¿Qué nos hemos perdido? Que de un día para otro el chico de tus sueños está dándote besitos, eeh.
- No me agobiéis, pesadas – aunque estoy deseando contarlo – Es que ayer, estaba en casa sola y a la hermana de Rodrigo se le coló la pelota en mi patio y entonces...pues salí a dársela, y la niña se hizo una herida y pasaron a casa y estuvimos hablando y tomando una coca-cola – les cuento atropelladamente.
- ¡Qué suerte! – me dice Vane dándome un abrazo y entra el profe en clase, me voy a mi sitio. No consigo concentrarme en toda la mañana... estoy como en las nubes... ¡Y eso que sólo he hablado un poco con él!
Por fin llega el recreo, he pasado la mañana como si no hubiese estado en clase. Salimos al pasillo y mis amigas empiezan a empujarme a la clase de 3º.
-¿Para qué queréis que vaya allí? – pregunto agobiada.
- Para que vayas a saludar a tu novio – me dice Jess.
- No es mi novio, sólo es mi amigo – les aclaro.
- Amigo de momento – apunta Vane – Ya veremos lo que va pasando... - sacudo la cabeza, son imposibles, me dejo llevar hasta allí. Y empiezan a salir de clase, sale Jesus de clase y me guiña el ojo.
- ¿Qué...? ¿Esperando al cari?- me dice con una sonrisa pícara.
- ¿Al cari? – pregunto sorprendida. En ese momento sale Rodri de clase con un bocata bien grande en la mano.
- Hola – me saluda, me besa la mejilla de nuevo y a Jesus le pega una colleja – Tú, ¿qué le estabas diciendo? ¿Eh, cafre? Que me cae muy bien como para que llegues tú ahora y me la vuelvas tonta…
- No te pases conmigo Rodri... jaja, que te hago una llave de karate y te dejo K.O. en el suelo, jaja.
- Anda que estás tú bien... Andrea, vamos que este tío está loco – me pone la mano en la espalda y salimos al patio. Las chicas me siguen unos cuantos pasos más atrás, comentando a saber el qué.
Vamos a un lateral del campo de fútbol, están Jesus, Roberto y María unos amigos de Rodri.
-¿Ya te has echado otra novia? – le dice María a Rodri, que la mira raro.
- Pero, ¿qué dices? Yo estoy a muerte con Sally – apretó la mandíbula y aguanto sin poner ninguna mueca, pero eso ha dolido.
Empiezan a hablar sobre cosas de su clase y me entero de poco, pero de vez en cuando Rodri me da un abrazo que hace que me derrita.
-¿De qué es el bocadillo? – le pregunto.
- Chorizo.
- Mmm... Choricito, qué rico.
- ¿Quieres? – me ofrece el bocata, le miro a los ojos, su mirada es tierna y amistosa, me sonríe y le doy un mordisco al bocadillo, después él se lo sigue comiendo.
- ¡¡Andrea!! – me llama Jess, está con Lucy y Vane y me hacen señas con la mano para que vaya. Rodri me está mirando.
- Voy a ver qué quieren... - salgo corriendo hacia la otra parte del campo.
- Uy uy!! Andrea, qué arrimadita estás a Rodri, eeh... - me dice Lucy moviendo las cejas, pongo los ojos en blanco y se empiezan a reír.
- Hasta compartís el bocata... - salta Vane – Cuanta confianza en sólo un día...
- Sabe en quien puede confiar – les digo sonriendo, miro hacia donde están Rodri y sus amigos, él y Jesus me miran y comentan algo.
Suena el timbre y vamos hacia la puerta para entrar a clase, nos juntamos con Jesus y Rodri.
-¿Qué te decían estas locas? – dice mirando a Lucy, que ya la conoce por su hermano, me rodea la espalda por detrás y apoya su cabeza en mi hombro, me giro para mirarle, nuestras caras están a unos escasos 5 centímetros y siento su aliento en la cara.
-Nada, como tú has dicho, están locas – sonrío para intentar dejar los nervios a un lado. Siento una extraña sensación en la tripa, me gusta.
- Oye, tú has cogido mucha confianza con Andrea, ¿no? – dice Jess, ya está fastidiándome el momento, Rodri sonríe y me besa la mejilla.
- Puede ser, pero vosotras la conocéis, es inevitable cogerle cariño en el minuto uno en el que hablas con ella – me estrecha contra sí, me suelta y se va a su clase.
- Hasta luego – me dice de espaldas.
Mis amigas se abalanzan a mí.
-¡Tía! Te trata como si fuese su novia – dice Jess alarmada.
- Pues mejor – le digo yo – Aiss, es monísimo, ¡le amo!
- ¿A quién amas, eeh? – me dice Gorka que estaba escuchando por atrás.
- Cotilla, ¿a ti qué te importa? – le contesto. Se encoje de hombros y hace ademán de abrazarme pero le pego un pisotón y se aleja quejándose y riéndose a la vez.
Sigo sin enterarme de nada en clase, pero bueno, ya pediré los apuntes a alguien que los haya cogido mejor que yo...

CONTINUARÁ...

6 comentarios:

  1. auuuus! pero que tiernoooo! me encanta! amo a Rodri! es demasiado tiernoo!!
    Espero el otro muuuuy ansiosa!!!
    Girl

    ResponderEliminar
  2. *-* genial el cap. k amigos son de repente, no? xDD
    esperando impaciente el proximo
    bss

    ResponderEliminar
  3. ay que bonito!!!! me a encantado
    que majo que es Rodri!!!!!!! como me gusta ^^
    1Bsoo

    ResponderEliminar
  4. oiiix!!! que monoo!!
    pero si esta con sally es ser 1 pokito ligon, no?? nose, yo de andrea me lo pensaba 2 veces... wno deeww!!

    ResponderEliminar
  5. aiiiii que guay!! jajajaj que emoción ^^
    lo de compartir el bocadillo (o lo que sea) no es raro, yo lo hago todos los días con mis amigos.

    ResponderEliminar
  6. que ¿esperando al cari? jajajajaja que bueno me encanta tus historias

    ResponderEliminar

Comenta si te ha gustado. Si vas a decir algo ofensivo, mejor no digas nada. Gracias por usar unos minutos de tu valioso tiempo en dejarme un comentario. Besos