domingo, 13 de marzo de 2011

Cap. 8: Demasiado dolor

-¿Tienes novia? – pregunta Aitana, mirándome preocupada.
- Sí, es del insti de al lado del cole, mirar, es esta – nos dice girando la pantalla del ordenador para que veamos una foto. Sale él con una chica morena, de ojos verdes grisáceos, es la que vi el otro día que iba con él. ¡No me lo puedo creer! ¿Por qué? ¿Por qué a mí? Las manos me empiezan a sudar y el corazón no lleva un ritmo normal, me apoyo en el respaldo del sofá y me paso el dorso de la mano por la frente.
-Andrea, ¿nos vamos a dar una vuelta? – me propone Aitana para sacarme de esa situación tan angustiosa para mí, asiento con la cabeza y siento unos mareos. Me levanto del sofá apoyándome en cualquier cosa que encuentro, miro hacia Rodri y Cris, están con el ordenador sin prestarnos atención. Salgo al patio, respiro el aire fresco, ya me siento un poco mejor. Salimos a la calle y nos sentamos en unas escaleras que hay en frente de la casa, en una placita.
- Tronca… ¡qué mal rollo! – me dice Aitana.
- Joder… ¿por qué? – digo intentando retener las lágrimas.
Así pasa la mañana, estamos en la plaza, yo callada, pensando, desangrándome por dentro… A la hora de comer llega mi madre y nos vamos a casa, paso el resto del fin de semana como muerta, sin vida, simplemente, comiendo y perdida en mis pensamientos, en mis tristes pensamientos. Mi madre me mira preocupada, y me pregunta que qué me pasa, pero no insiste al ver que no tengo intención de contárselo, está claro que sabe que es por algún chico, y que se lo contaré cuando crea oportuno.

Lunes. Horrible. Doloroso. No tengo ganas de hacer nada, no tengo interés en levantarme de la cama, podría tirarme así toda la vida, porque ya no sirve para nada.

Paso el día sin ganas de hacer absolutamente nada, sin ganas de vivir… Y todo eso, ¿por qué? ¿Por qué Rodri tiene novia? ¿Y qué? ¿Tanto le quiero? Me estoy dando cuenta de que me han gustado chicos, pero, esta es la primera vez que me enamoro de verdad, y duele, duele mucho.
-Tía, ¿qué te pasa? – me pregunta Vane en el recreo – Estás rara – me encojo de hombros, no tengo ganas de dar explicaciones.
- Sólo estoy cansada, tengo sueño... - digo como excusa. Vanessa frunce el ceño, no muy convencida, pero lo deja pasar.
Y así pasan las semanas, voy mejorando, y me convenzco de que tengo que ser fuerte, pero no sirve de nada, todo mi esfuerzo es en vano cuando un día, a la salida del cole la veo, Sally está esperando a Rodrigo en la puerta del cole, él sale y la besa. Y duele. Siento una fuerte presión en el pecho. Retiro la mirada y me voy prácticamente corriendo.

CONTINUARÁ...

7 comentarios:

  1. ohh pobre andrea la verdad es q duele mucho y el amor ya sea correspondido o no correspondido duele mucho =) bueno estoy impaciente porque publiqes pronto. un beso!!!

    ResponderEliminar
  2. joooo pobre Andrea, saber q tiene novia es malo pero encima verlos besandose =S
    q mal =(
    1Bsoo

    ResponderEliminar
  3. Waaaaaaaaaaaaaaa! por qué? por qué? u.u pobre Andrea :'( se la está pasando fatal D:
    Espero que subas pronto!
    Girl

    ResponderEliminar
  4. que mal!! ya ves si se pasa mal... a ver si hay otro que está por ella, o rodri y sally o dejan...

    ResponderEliminar
  5. Pooobre!!!!
    RODRI TIENe NOVIA....!!
    Y se siente muy dolida por eso...
    Encima los ve besándose dios que tortura

    ResponderEliminar
  6. joee!! pobre andreaaa!!
    aunq no entiendo como le puede gustar tanto alguien con quien no ha hablado... solo una vez bueno... le gusta solo x el fisico, o como va esto??
    en fin, todas tenemos amores platonicos... el mio es culebra, jajaja.
    a ver si rodri rompe ya con la tonta esta!!
    un beso!

    ResponderEliminar
  7. a mi me paso lo mismo y es horrible, el que me gusta se fue a alemani y nunca me atrevi ni a hablarle :( sigue escribiendo que tus historias son las mejores :)

    ResponderEliminar

Comenta si te ha gustado. Si vas a decir algo ofensivo, mejor no digas nada. Gracias por usar unos minutos de tu valioso tiempo en dejarme un comentario. Besos