sábado, 13 de noviembre de 2010

Capítulo 6

Qué? No, no, noooooo. Ella no podía haber llegado justo en ese momento.Alicia era la hermana pequeña, la de trece años. Era muy maja pero muy cotilla. Por esa razón no debía dejar que viese a Christian o pronto se creería todo el pueblo que me gustaba. Y lo peor, ella y Nicole insistirían en que saliese con él, algo que yo no quería ni por asomo. Buagggg, que asco sólo de pensarlo. Yo nunca había tenido novio. Nadie me había gustado lo suficiente, ni me habían pedido salir. Por eso tenía que echar a Alicia de mi casa.
- ¡¡¡Hola!!! - grité con la mayor alegría que pude.- Te echaba de menos - dije mientras le daba un fuerte abrazo sin dejarla pasar.- ¿Y qué tal está tu hermana? Seguro que muy bien ¿no?-dije muy nerviosa.
- Sí- respondió extrañada, ya se había dado cuenta de que me pasaba algo, jooo- ¿Te pasa algo? Estás muy rara.-no quería responder o se daría cuenta de que mentía así que lo hice mediante gestos. Me señalé y negué con la cabeza. - ¿Seguro?, me dijo- yo asentí .- Bueno... si tu lo dices...¿qué tal en el pueblo?- Nooo, esa era la pregunta que quería evitar. ¿Qué le iba a decir ahora?
 - Pues un rollo como siempre - dije poniendo cara aburrida.
- Oh, pues qué pena, nosotras hemos dado un paseo por la playa y hemos visto chicos muy guapos.
- Ya estáis otra vez, sois un poco pequeñas, no? - éstas eran capaces de tirarse todo el verano así.
- No - dijo sacándome la lengua.-Bueno ¿vas a dejarme pasar a tu casa? O no?
- ¿Para qué? Aquí se está muy bien, en la puerta de mi casa - dije poniendo una sonrisa falsa.
Negó con la cabeza, me retiró de la puerta y pasó . Fue hacia el salón y le vio. Se quedó con la boca abierta.
- ¿Quién es? - me preguntó
- Soy Christian, un amigo de Amanda - contestó el bobo ese, como si le hubiesen preguntado a él.
- Bueno amigo, lo que se dice amigo no es-dije bajito para que no me oyese y volviese a hablar más de la cuenta. Pero parece que los dos lo oyeron y Alicia me miró con cara entre maravillada y sorprendida.
- Nooo!!! A ver, pero tú qué te has creído? - le dije a Alicia, yo ya sabía lo que estaba pensando- no es mi novio- le dije totalmente enfadada y a voz en grito. Si a ella le gustaba se lo regalaba.
- Ah, bueno, vale hija, ¿qué pasa? ¿que una no se puede confundir?. Bah, no sé qué te pasa hoy, pero estás tonta.
Mientras tanto Christian se estaba partiendo el culo, ¿qué pasa? ¿le parecía divertido que estuviésemos discutiendo? ¿O qué le pasaba a éste? De verdad no le aguantaba, pero era tan mono... Ya estaba otra vez discutiendo conmigo misma. Esto me solía pasar mucho. Siempre me peleaba conmigo misma.
- Y tu ¿de qué te ries, eh? A ver, sí, listo, ¿qué te hace tanta gracia?- le grité, ya me había cabreado.
- Yo, de nada - dijo mientras intentaba parar de reír-. Pero es que cuando se te hincha la vena...
- Jajaja- dije irónicamente. Me acerqué a él y le di una colleja floja. Se empezó a reír más. Era tan mono...

Alicia se quedó media hora más contándome como le había ido el curso. También me dijo no sé qué de unos hermanos que se habían mudado aquí, seguro que alguno le gustaba, ella era así.
- Amanda, ¿me acompañas al baño? -preguntó Alicia...¿qué quería ahora la pesada? Era mi mejor amiga pero... 
- Tengo que preguntarte una cosa - me dijo cuando hubimos entrado en el baño-. A ti... ¿te gusta Christian, verdad?

2 comentarios:

Comenta si te ha gustado. Si vas a decir algo ofensivo, mejor no digas nada. Gracias por usar unos minutos de tu valioso tiempo en dejarme un comentario. Besos